10 consejos para presentar un proyecto a editoriales

Una cosa que cada dos por tres me pasa es que no pocos autores en ciernes me escriben para preguntarme dudas sobre como presentar un proyecto a una editorial.

Bueno, pues por si sirve de algo, os cuento un par de consejos por aquí y así me ahorro tener que escribir lo mismo cada dos semanas varias veces.

1- Asegúrate antes de cuál es la línea o líneas editoriales de cada una de las editoriales a las que envías tu proyecto. Si consideras de entrada que en tal editorial o en tal otra no pega mucho; NO SE LO ENVÍES.

Te ahorrarás tiempo tú y se lo ahorrarás a los demás, y no hay nada que le siente peor a un editor que ver que le manden cosas a lo loco, sin molestarse siquiera en ver que coño es lo que publica.

2- Si envias el proyecto por mail a varios editores, no seas gañán y no se lo mandes a todos en un mismo mail.

Es un gesto feo que denota dejadez, así que no te extrañe si haciendo eso ni te contestan o te dan una respuesta negativa sin ni siquiera echarle un ojo a tu proyecto.

Será una respuesta acorde con tu demanda.

Esto debería caer de cajón por puro sentido común, pero ni os imagináis la de veces que ocurre; continuamente.

3- Si envías el proyecto a varias editoriales -¡por separado, recuerda!- ni se te ocurra comentar cosas en el texto que escribas en el mail tipo:

Os envío esto al tiempo que valoro también otras editoriales“.

Primero, ten en cuenta que quien va a valorarte a ti y a tu trabajo son ellos, tú no estás valorando nada; estás demandando valoración y aprobación.

Segundo; las editoriales ya dan por supuesto que se lo habrás enviado a otras también, no hace falta que lo especifiques.

4- Si la editorial X te contesta positivamente y te hace una oferta, pero tú preferirías publicar con la editorial Y, a la cual también le has enviado tu proyecto pero no contestan o no se deciden, ese es el momento de hacerles saber que otra editorial lo quiere.

Si tu proyecto les interesa de verdad se pondrán las pilas y te harán una oferta, y siempre podrás negociar mejores condiciones para ti con dos ofertas sobre la mesa que teniendo que acogerte a lo que caiga y punto.

5- No te dejes cegar por la ilusión y las ganas de publicar; no aceptes lo primero que te ofrezcan si no lo consideras justo o bueno para ti, te perjudicarás tú y también perjudicarás a otros aceptando malas condiciones.

A día de hoy hay más opciones que nunca para ver tu trabajo publicado, ya sea en papel o digital, y que este llegue a la gente, sin tener que aceptar condiciones chungas solo por la puta ilusión de verlo publicado.

6- Si un proyecto te lo han rechazado en los 15 sitios a los que lo has mandado es que igual NO funciona.

Párate a pensar que falla en él, aprende de los errores que detectes, y PREPARA UN PROYECTO NUEVO, diferente.

No insistas en algo que se te ha demostrado por activa y pasiva que no funciona o no interesa, aunque tus siete colegas te digan que eres el nuevo Frank Miller.

7- Ten siempre en cuenta que todos esos autores que admiras y lees han sufrido también rechazos, y en cambio ahí están; se hicieron preguntas y mejoraron y lo consiguieron, así que no te desanimes, el próximo puedes ser tú.

8- Incluye una sinopsis, será lo primero que lea el editor de turno, si le genera interés irá a ver que más hay en tu dossier, si no pasará de todo.

Así que asegúrate de redactarla bien y de que invite a seguir viendo cosas, media carilla de folio es más que suficiente, no cuentes tu vida en ella o lo que significa para ti esta obra, eso les da igual de entrada, créeme.

9- Incluye el guión completo.

Si además puedes añadir el storyboard completo de la obra mejor.

E incluir algo de diseño de personajes y tal siempre suma puntos y ayuda, aunque no es imprescindible.

10- De tres a seis páginas en arte final es más que suficiente para que un editor valore si le gusta e interesa lo que ve o no.

No necesitas dibujar el tebeo entero para mover el proyecto.

Asegúrate de que en esas páginas demuestras saber dibujar DE TODO, no sólo lo que te mola, si quieres dibujar superhéroes, por ejemplo, ten en cuenta que también vas a tener que dibujar supermercados, señoras de 70 años, paradas de bus, perros y gatos, niños… vamos, COSAS NORMALES, no solo tíos zurrándose y bases secretas.

Y ten siempre presente una cosa: EL OBJETIVO DE ESAS PÁGINAS ES SER LEÍDAS, no ser miradas.

No sé si me explico; cuida el storytelling y acuérdate siempre de que este oficio consiste en hacer que la gente lea.

Pretendes que te publiquen tebeos, no artbooks.

Si además de mover el proyecto te interesa ofrecer servicio como dibujante para otros proyectos que las editoriales puedan tener -esto pasa mucho; a veces no les interesa tu proyecto pero si les puedes interesar tú- incluye junto esas 3 a 6 páginas de muestra a arte final las versiones de estas a tinta y lápiz, para que vean el proceso. Igual no les gusta como coloreas, pero si tus lápices, nunca se sabe.

Y coloca ese material extra al final, tras las páginas finales, no antes. Es un extra, no lo principal que pretendes vender, que es un proyecto concreto.

Nada más, aguardo que os sean de ayuda estos consejillos, el resto está en vuestras manos.

¡Suerte y ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *